Si hay un tema que está de moda entre los emprendedores, es el de las redes sociales o “cómo hacer millonario dando un pelotazo en el siglo XXI”.

Cierto es, que para esto llegamos un poco tarde o España no es el sitio adecuado, pero también es cierto, que hay que entender las redes porque sigue habiendo oportunidades de negocio de todo tipo.

Todavía no está claro si un Fan en facebook o un “like”, significan algún retorno económico. Algunas empresas, como Amex, ya están haciendo cosas muy interesantes para amortizar su inversión y hacer negocios en las redes. El resto, siguen coleccionando fans a la espera de que algún día, esos fans compren alguno de sus productos o servicios.

Si queremos ser Coca Cola o Nike y que la gente nos ame (y se tatue nuestro logo) en las redes sociales, miremos si ya lo hacen en el mundo real. Si no es así, no pensemos que va a ser todo diferente por tener un community manager o por regalar Ipads en Facebook o Youtube.

Si somos una empresa de ese 99% al que la gente compra sus productos y servicios sin una alta dosis de fidelidad, debemos entrar a las redes sociales (a la que elijamos) con una buena estrategia que mire al ROI de la inversión. Porque no está claro el retorno, pero sí está claro que estar ahí, no es gratis.

Es decir, los costes de gestión y desarrollo (si es que lo hay), no pueden ser mayores que los beneficios que nos aportan via “ventas directas o indirectas”, “mayor conocimiento de marca”, “gestión de incidencidas con cliente”, “mejora de productos” o cualquier otro indicador que hayamos definido previamente.

Como siempre digo a mis alumnos, si no tenemos un objetivo y no medimos los resultados, difícilmente sabremos si lo que hacemos está bien hecho.

Para el que tenga interés en conocer las grandes cifras de seguidores que se manejan en las principales redes sociales, aquí dejo una interesante infografía y su origen:

https://i0.wp.com/cdn4.ignaciosantiago.com/wp-content/uploads/2013/03/Mapa-mundial-de-las-Redes-Sociales-parte-3-iRedes-vertical.jpg

El éxito, no es cuestión de azar.

 

 

 

Advertisements