Tags

, ,

Ayer fueron los Goya. De nuevo, una retaila de premios a gente que no conozco y con películas que veré en televisión en algún momento.

Vi el principio de la gala, y en lugar de ver un colectivo contento porque este año se han batido los records de la taquilla con más de una película (Tadeo Jones y Lo imposible vs Torrente, que era lo más visto en años anteriores), veo que los actores aprovechan para pedir una ayudita a este gobierno.

No entiendo, cómo en este país, se sigue subvencionando todo. Hay empresas, que viven únicamente de las subvenciones o de contratos con el estado y que, cuando este tarda en pagar, tienen que cerrar automáticamente.

 

Sueño con que un día, el estado sea diminuto e intervenga lo menos posible en la sociedad.

 

Si algún día llega ese momento, me encantará verlo. Hasta entonces, habrá que aprender a vivir en la cultura de la subvención, el despilfarro, el amiguismo.

Noticias como que Bono es contratado como asesor de un famoso bufente de abogados, me hacen pensar, que ese día todavía queda lejos…

 

 

Advertisements